Saltar al contenido

¿Sabes qué grado de seguridad tiene la puerta de tu casa?

La seguridad de tu puerta depende del tipo de cerradura que esta tenga. Por este motivo, las puertas acorazadas y blindadas son siempre las más seguras y, por ello, te aconsejamos que siempre elijas una de ellas. No obstante, si no sabes cuál es el grado de seguridad que tiene la puerta de tu casa, en PKV Acorazadas te contamos todo lo que debes saber sobre los grados de seguridad que puede presentar una puerta y en qué consisten.

Las cerraduras tienen diferentes grados, basándose en su nivel de fiabilidad y seguridad y fortaleza, existiendo una escala de precios de menor a mayor cuanto mejor sea la calificación de bloqueo.

Para que podamos entenderlo mejor, ponemos un ejemplo. Si adquieres una cerradura de grado uno, esta superará el millón de ciclos de apertura y cierre. Sin embargo, el segundo y tercer grado, superarán los 800.000 ciclos.

Impactos en el pomo

Las cerraduras de grado uno soportan 10 golpes de 75 libras-pie a la perilla. Serán cinco golpes de 75 si hablamos de las cerraduras de grado dos, y si nos vamos a las de grado tres, soportarán dos golpes de 75ft-lbs.

Impactos en el perno

En este caso, las cerraduras de grado uno soportan al menos dos golpes de 60, 90, 120, o 150 pies-lbs. Las de grado dos al menos dos golpes de 60, 90, o 120 libras-pie y dos golpes de 60 o 90 pies-lbs las de grado tres.

Cerrojos y pestillos

Todos los grados de cerrojos pueden soportar al menos cinco minutos de aserrado y 600 libras de la presión del perno y todos los grados de pestillos pueden soportar por lo menos 360 libras de la presión del perno.

Grado 1

Cuando hablamos de cerrojos debemos saber que se trata del producto más duradero dentro de una puerta. Para que este sea de grado uno, debe tener una expansión superior a una pulgada dentro del marco de la puerta, soportar al menos 150 libras de presión y/o 10 golpes de martillo. Se usan habitualmente en edificios comerciales y almacenes.

Grado 2

En el caso de cerrojos de grado deben tener una expansión de hasta 8.5 de una pulgada en el marco de la puerta y resistir impactos de hasta 120 libras de presión. Son los más usados en viviendas, siendo recomendados para hogares, ya que son más económicos que los de grado uno manteniendo mayor durabilidad que los de grado tres.

Grado 3

Se trata del cerrojo más básico. Son los más económicos, pero no menos duraderos que los grados 1 y 2. Estos cerrojos se extienden hasta 8.5 de pulgada en los marcos de puertas y soportan hasta 90 libras de presión. La longevidad y la resistencia de los cerrojos de grado 3 son mucho menores que en los cerrojos de grado 1 y 2.

Después de leer este post ya sabes que la opción más inteligente es optar por puertas blindadas o acorazadas y que los cerrojos que debes usar si es para uso comercial es de grado uno y si es para uso particular es de grado dos. Cualquier duda que pueda surgirte por favor, no dejes de ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos.