Saltar al contenido

Conoce las ventajas y desventajas de vivir en una casa domótica

El futuro ya está aquí y la tecnología está consiguiendo que las casas cada vez sean más inteligentes». Gracias a la domótica, la fusión entre tecnología y diseño nos ofrece una vivienda automatizada que consigue hacernos la vida más segura, fácil y cómoda.

Sigue leyendo y conoce las ventajas y desventajas de vivir en una casa domótica.

Ventajas de una casa domótica

Cuando hablamos de nuestro hogar debemos tener en cuenta 4 factores primordiales: El confort, las comunicaciones, el ahorro energético y por supuesto la seguridad. Para cada uno de ellos existen diferentes sistemas y equipamiento.

Estas son las principales ventajas de la demótica en el hogar:

  • Bienestar: la domótica nos ayuda a sentirnos más tranquilos gracias a ciertos servicios como la seguridad personal en el hogar o la teleasistencia para personas con movilidad reducida.
  • Ahorro: Conseguirás un ahorro energético y como consecuencia también económico. Para ello existen aparatos que controlan automáticamente los sistemas de climatización y las persianas, aprovechando al máximo las horas de sol.
  • Económico: Podemos aprovechar la red eléctrica y las tecnologías sin cables como medio de transmisión. Esto hará que la instalación sea muy económica tanto en viviendas nuevas como en antiguas.
  • Variedad: Día tras día la oferta domótica es más amplía y nos ofrece productos de mayor calidad, fáciles de utilizar y a unos precios al alcance de nuestros bolsillos.

No olvidemos la comodidad de poder controlar todos los sistemas dómoticos del hogar desde nuestro móvil o cualquier dispositivo con conexión a internet, tanto dentro como fuera de casa.

Desventajas de una casa domótica

Pero no todo pueden ser ventajas. También existen algunos inconvenientes que en términos generales se agruparían en:

  • Aún hablamos de precios de instalación elevados, no al alcance de todos los bolsillos. Ya en un inicio supone un gran desembolso para poder cabrear todo el hogar.
  • Al tratarse de algo novedoso, pueden producirse numerosos errores.
  • Si sufrimos alguna avería, el coste de arreglarlo es alto, al tratarse de una instalación eléctrica en su totalidad. Además, es posible que se bloquee una parte importante del sistema y otras funciones queden anuladas.
  • Aunque cada vez tienen baterías supletorias mas potentes, al ser todo eléctrico podemos sufrir un corte temporal y quedarnos sin ningún amparo.

Por eso te aconsejamos que si estás deseando domotizar tu casa, primero lo consultes con profesionales, que te aconsejaran sobre cada paso que debes realizar. Y ya sabéis si queréis preguntarnos algo o simplemente dejar vuestra opinión, podéis hacerlo a través de nuestro blog o en nuestras redes sociales.